¿Qué es la psiquiatría?

Es interesante tener en cuenta la etimología de la palabra psiquiatría, proviene del griego  “psyche” que es alma, “iatréia”, curación, y es considerada como la disciplina que se encarga de estudiar los procesos mentales.

Es interesante no dejar de consultar la definición que detalla la Real Academia Española

A partir de lo detallado es preciso poder tener en cuenta algunos conceptos para que se obtenga una mayor claridad de la misma.

Primeramente hay diversas ramas de la psiquiatría que se encargan de manera particular diversos estudios, por ejemplo, es interesante comprender a que se denomina psiquiatría biológica o también reconocida como biopsiquiatría su interés de los diversos estudios es por mera necesidad de comprender los trastornos mentales en términos lógicamente biológicos que se manifiestan del sistema nervioso. psiquiatria[1]

Otra de las ramas en dicha ciencia es la psiquiatría infantil reconocida como una rama de la medicina que tiene como finalidad el estudio de los problemas mentales como así también el comportamiento de los infantes.

No hay que dejar de contemplar a la psiquiatría criminal generalmente su orientación está diseñada en la evaluación como también en los diversos hechos criminales que se desarrollan en un contexto donde prevalece la salud mental.

El principal motivo es analizar el estado de salud mental en el momento del hecho de esa forma se intenta dilucidar la competencia para ser juzgado.

También es conocida con el nombre de psiquiatría forense, particularmente trata en cierta forma de abordar los diferentes problemas que suelen ser propios entre la relación existente de la psiquiatría y el sistema legal.

Como así también tiene entre otras responsabilidades desde detener, prevenir e rehabilitar al individuo, lógicamente siempre con la impartición de la justicia. Hay diversas formas de intervención de la misma, de acuerdo con los hechos suscitados, pero en general se realiza una entrevista con el psiquiatra, se explora a las personas involucradas, y siempre se identifica un sujeto de estudio. Desde el estado de la salud mental, la enfermedad mental que presenta, si la actuación fue por una manifestación del pánico o no, la peligrosidad, el daño moral o psicológico causado y entre otros.