¿Qué es mediocre?

Compartir Significado

La palabra mediocre tiene su origen en el latín. Proviene de mediocris, mediocre cuyo es mediano, regular, débil, insignificante. Para muchos estudiosos, este vocablo está formado por el adjetivo medius, media, médium (que está en medio, de en medio, central, a mitad de, central) y una antigua palabra ocris que significa montaña o peñasco escarpado. De esta manera, el concepto original de este vocablo es lo que está a mitad de la montaña o peñasco, el que se queda a media altura. Solo con el tiempo adquirió el significado actual.

Clase: adjetivo, singular. En cuanto al género, todo adjetivo lo toma del sustantivo que acompaña. Pero en este caso, no toma la desinencia ni del género masculino ni del femenino, sino que permanece invariable, por terminar en -e.

Definición de mediocre

La Real Academia Española da como su definición: “de calidad media”; “de poco mérito, tirando a malo”.

También “se aplica a la persona que no es inteligente o que no tiene suficiente capacidad para la actividad que realiza”. (Diccionario Manual de la Lengua Española Vox).

Este vocablo se utiliza en todos los ámbitos: culturales, científicos, artísticos, psicológicos, sociológicos, económicos etc. y siempre conlleva un elemento valorativo y en cierta manera, despectivo: es estar a medio camino, no estar definido porque ni siquiera llega a ser malo.

Sinónimos de mediocre

Anodino, gris, común, regular, vulgar, insustancial, ordinario, corriente, insignificante, fútil, trivial, nimio; gregario, dócil, servil; aburrido, apagado, monótono, anodino, insulso, insípido, soso; mediano, intermedio; imperfecto, inferior.

mediocre

Antónimos de mediocre

Brillante, superior, extraordinario, excelente, destacado, genial.

Ejemplos de uso y frases

“Las mediocres acusaciones que le hizo el muchacho a la chica, quedaron en evidencia al poco tiempo para todo el pueblo”. Aquí, se aplica refiriéndose a inferiores.

“Aunque lo acusen de mediocre, no le interesa y continúa actuando de esa manera tan vulgar”. Se refiere en este caso a alguien de ordinario, desagradable.

“Hace tiempo que las clases de literatura se han vuelto mediocres para la mayoría de los alumnos del curso: el profesor no explica nada ni genera entusiasmo”. En este ejemplo, se usa con el sentido de algo cercano a lo malo.

Persona mediocre

Es aquella que ejerce la mediocridad en algún orden de su vida como puede ser el laboral, deportivo, pero también puede extenderse a lo personal y teñir toda su vida.

Quien ha hablado extendidamente de este tipo de seres es José Ingenieros, un sociólogo y médico ítalo-argentino que publicó en 1913, el libro “El hombre mediocre” en el cual define a éste, en contraposición del hombre idealista.

Así la característica de estas personas es su incapacidad para utilizar su imaginación para concebir ideales para luchar por un mejor futuro. Por esa razón aceptan la rutina, los prejuicios y de esa manera se vuelve parte de un rebaño al que sigue sin cuestionar nada.

Es dócil, maleable, ignorante, carente de personalidad, opuesto a la solidaridad. Vive según las conveniencias y no logra aprender a amar. Como su vida se transforma en algo acomodaticio se transforma en un ser vil, cobarde y escéptico.

No acepta ideas que no sean las tradicionales, las que ha recibido desde siempre. Entra, por esta razón, en lucha contra el idealismo por envidia, ya que sabe que su existencia depende de que un idealista no sea reconocido y se le ponga por encima de él.

Compartir Significado