¿Qué son hidratos de carbono?

Compartir Significado

El vocablo carbohidrato o hidrato de carbono es un concepto que proviene del latín carbo o carbonis (carbón o carbono) y del griego hydor, hydatos que significa agua. Se dice que el término empezó a usarse a mediados del siglo XIX cuando se empleó para designar elementos con la nomenclatura química Carbono, hidrógeno y oxígeno.

Clase: expresión compuesta por un sustantivo, masculino, singular (hidrato), una preposición (de) y un sustantivo, masculino, singular (carbono).

Definición de hidratos de carbono

La definición de hidratos de carbono o carbohidratos según el diccionario de la Real Academia de la lengua es: “Cada una de las sustancias orgánicas formadas por carbono, hidrógeno y oxígeno, que contienen los dos últimos elementos en la misma proporción que la existente en el agua”

Otro significado de carbohidrato, en química es: “Los glúcidos, carbohidratos, hidratos de carbono o sacáridos (del griego σάκχαρ “azúcar”) son biomoléculas compuestas por carbono, hidrógeno y oxígeno, cuyas principales funciones en los seres vivos son el prestar energía inmediata y estructural”.

Hidratos de carbono

Sinónimos de hidratos de carbono

Azúcar, glucosa.

Ejemplos de usos y frases

“Los hidratos de carbono en exceso pueden producir sobrepeso y desórdenes alimenticios”. En este ejemplo el significado del término tiene relación con los grupos alimenticios.

“La función de un hidrato de carbono es aportarle al cuerpo la energía necesaria para realizar las actividades diarias”. En este caso, el significado va orientado hacia las propiedades del carbohidrato como nutriente.

“Una molécula de hidrato de carbono está formada por átomos de hidrógeno, carbono y oxígeno”. Aquí vemos la composición química de la biomolécula.

Alimentos ricos en hidratos de carbono

Los alimentos que se caracterizan por tener un mayor contenido de carbohidratos, son los siguientes:

Carbohidratos simples:

Podemos encontrar una gran cantidad de estos nutrientes en alimentos como los azúcares naturales y refinados que están presentes en alimentos como las frutas y verduras, galletas, pasteles, pasta, chocolate, miel, mermeladas, pizzas, comidas precocidas, salsas, refrescos y dulces.

Por su parte, los carbohidratos complejos se encuentran en los siguientes alimentos: plátanos, cebada, frijoles, arroz integral, garbanzos, lentejas, nueces, avena, patatas, tubérculos, maíz, cereales y harinas integrales.

La principal función de este tipo de alimentos es proveer energía al cuerpo, pero hay que tener en cuenta que el exceso de carbohidratos puede ser perjudicial para la salud porque, si no se combina con una actividad física constante, puede provocar sobrepeso y otras enfermedades como la diabetes.

De las dos clases de carbohidratos que se mencionaron anteriormente, es conveniente consumir los complejos porque no son refinados o procesados artificialmente como los carbohidratos simples.

Es importante incluir esta clase de alimentos en la dieta porque además de ser energéticos, también ayudan a regular las funciones intestinales y mantienen el equilibrio y la restauración de los tejidos que forman los músculos del cuerpo.

 

 

Compartir Significado

Tags: