¿Qué es consecuente?

La palabra consecuente proviene del latín consequens, consequentis con el significado de conexo, lógico, consecuente. Es el participio activo del verbo consequi que  está relacionado con el verbo sequi (seguir), al que se le agregó el prefijo con- (conjuntamente) De allí el concepto que se desprende de este vocablo: es lo que sigue conjuntamente a algo.

Clase: adjetivo, singular. En cuanto al género, todo adjetivo lo toma del sustantivo que acompaña. Pero en este caso, no toma la desinencia ni del género masculino ni del femenino, sino que permanece invariable, por terminar en –e.

Definición de consecuente

La definición que da la Real Academia Española es “que sigue en orden respecto de algo, o está situado o colocado a su continuación” y “dicho de una persona: cuya conducta guarda correspondencia lógica con los principios que profesa”. También se recurre a este término para referirse a la proposición que se deduce de otra que se llama antecedente. Por extensión, en la lingüística se denomina de esta manera al “elemento nominal u oracional al que se hace referencia en una relación catafórica” (referido a algunas palabras, como los pronombres, que anticipan el significado de una parte del discurso que va a ser emitida a continuación). En las matemáticas, se lo utiliza para denominar el segundo término de una razón, ya sea por diferencia, ya por cociente, a distinción del primero, que se llama antecedente.

Sinónimos de consecuente

Sucesivo, consecutivo, seguido, siguiente, inmediato, próximo, coherente, firme, constante, uniforme, invariable, perseverante, tenaz, inflexible, razonable, lógico.

consecuente

Ejemplos de uso y frases

“El padre es consecuente con sus ideales familiares: todos sus hijos solo se irán del hogar cuando se casen, y así se cumple”. En este caso, su uso tiene la acepción de una persona invariable y firme.

“Su reacción es consecuente a lo sucedido hace unos años”. Aquí, su significado es con el sentido de consecuencia.

“Consecuente al pronombre antecedente, está la referencia nominal”. Este ejemplo se refiere a los términos de una relación gramatical.

Ser consecuente

Se denomina de esta manera a las personas que llevan a la práctica lo que dicen y creen,  aquéllos que son fieles a sus principios e ideas. Para lograrlo es necesario contar con libertad de conciencia, con respeto por uno mismo y por los otros,  y por sobre todo, aún convencido, aceptar que uno se puede equivocar.

Tener estas características implica responsabilizarse por lo que pueda ocurrir a partir de una decisión que se tome, pero quien está seguro de lo que quiere, lo hace pensando no solamente en él, sino en los demás. De lo contrario se convertiría en una persona egoísta y despótica.

Estímulo consecuente

Es el que sigue a la emisión de la conducta y hace que la probabilidad de ésta última aumente o disminuya. Se contrapone al estímulo antecedente que es el presente cuando aparece la conducta y que guarda una relación funcional con ella.

Esto forma parte de la teoría de Burrhus Frederic Skinner (1904-1990), psicólogo norteamericano, pionero de la psicología experimental, quien creía que los comportamientos humanos son factores casuales que son influenciados por consecuencias. Así consideró que en todo proceso de aprendizaje participan tanto los estímulos antecedentes, como la respuesta y los estímulos consecuentes. Para él estos últimos estaban relacionados con el reforzamiento o el castigo y los primeros con el estímulo discriminativo.