¿Qué es cefalea?

Compartir Significado

El término cefalea o cefalalgia tiene su origen en el griego. Proviene de κεφαλή, κεφαλῆς (pr.kefalé, kefalés) cuyo significado es cabeza y ἄλγος, ἄλγους (pr.algos, algus) que significa dolor. Ya Hipócrates en el S. V. A.C. utilizaba la palabra κεφαλαία (pr.kefalaía) con el concepto actual.

Clase: sustantivo, femenino, singular.

Definición de cefalea

La Real Academia Española da como su definición “dolor de cabeza”.

cefalea

Para el Medical Dictionary, 2011 es el “dolor continuo intracraneal, localizado o difuso, que puede estar provocado por distintas causas: metabólicas (colesterol, urea), digestivas (dispepsia biliar), infecciosas (meningitis, otitis, gripe, sinusitis), neurológicas (tumores cerebrales), oftálmicas (trastornos de la acomodación de la visión, glaucoma), vasculares (hipertensión, hipotensión), traumatismos cerebrales, etc. […] Se pueden deber a la estimulación, tracción o presión ejercida sobre las estructuras de la cabeza sensibles al dolor, como los tejidos que recubren el cráneo, los nervios cervicales altos, los pares craneales, V, IX y X, las grandes arterias de la base del cráneo, etc. La contracción o dilatación de las paredes de los vasos sanguíneos estimula las terminaciones nerviosas provocándola. La migraña es la [...] más frecuente. También se denomina cefalalgia.”

Sinónimos de cefalea

Cefalalgia; dolor de cabeza; jaqueca.

Ejemplos de uso y frases

“Sufre de cefaleas muy frecuentemente por esa razón el médico le ha pedido una serie de estudios para saber su origen”. En este ejemplo se usa con el sentido de posible síntoma de otra enfermedad.

“Cuando comenzó a usar anteojos, las cefaleas que tenía desaparecieron, lo que demostró que su miopía y astigmatismo eran la causa de ese dolor”. Se refiere en este caso al dolor causado por problemas de visión.

“Luego de un fuerte golpe en la cabeza, comenzó a sufrir fuerte cefaleas, que luego de un tiempo, comenzaron a disminuir hasta desaparecer”. Aquí se aplica al dolor de cabeza postraumático que redime con el tiempo.

Cefalea tipos

Se pueden dividir en:

Migrañas (jaquecas): Se caracterizan por una localización unilateral; de tipología pulsátil; con una intensidad moderada-severa; aumenta con movimientos de cabeza; se da con náuseas y vómitos y/o intolerancia a la luz o al ruido; inicia con un dolor subagudo y llega  a su máximo de 15 a 60 minutos. El dolor puede durar de 4 a 72 horas.

Con aura: es cuando aparecen signos que avisan del dolor como destellos de luz, oscurecimiento de una porción del campo visual o ligera ceguera momentánea; puede aparecer también vértigo o mareo.

Sin aura

Oftalmopléjica: el dolor se acompaña de visión doble por parálisis de alguno de los músculos que mueven el globo ocular. Puede durar hasta semanas.

Retiniana

Cefaleas tensionales: es la más común. El dolor es bilateral, moderado en su intensidad, distribuyéndose en banda o cintilla de sombrero. Puede llegar a ser fuerte en las áreas occipital y temporal, no aumenta con el movimiento. Intolerancia a la luz y al ruido, pero no hay vómitos ni náuseas. El dolor puede durar de horas a días y se asocia con estrés emocional.

Tensional episódica

Tensional crónica

Cefalea en racimos y hemicránea crónica paroxismal

En racimos: porque los episodios se acumulan durante temporadas, repitiéndose todos los días a horas fijas. Más frecuente durante la noche, se pueden presentar de uno a varios episodios en un solo día. El período de presentación de estos episodios puede durar de una semana a tres meses, con intervalos de desaparición total de los síntomas. Los racimos emergen una o dos veces al año comúnmente en la misma época. Dura de 30 a 60 minutos; dolor muy intenso y penetrante; localización alrededor del ojo. Puede haber además enrojecimiento facial, caída del párpado, taponamiento nasal, lagrimeo y sudoración. Produce intranquilidad y  nerviosismo.

Hemicránea paroxismal.

Asociada con trauma craneano.

Postraumática: la que se inicia con un plazo máximo de 14 días posteriores a un traumatismo craneal. Aparece con mareos, hormigueos, visión doble o cambios en el carácter. Suele redimir al cabo del tiempo. Esto hay que diferenciarlo de la intensa que aumenta en las primeras 24 horas luego del traumatismo y que se une a otros síntomas neurológicos. En el tipo de dolor precoz tras el golpe, es fundamental descarar la existencia de lesiones intracraneales, que pueden requerir un tratamiento quirúrgico urgente. En general, luego de un trauma craneal se debe establecer una vigilancia estrecha por 24 horas.

Asociada con trastornos vasculares

Asociada con trastornos intracraneales no vasculares

Asociada con infección no cerebral

Asociada con substancias psicotrópicas o sus derivados

Asociada con desequilibrios metabólicos

Con dolor facial asociada con trastornos cervicales, ópticos, auditivos, sinusales u otras estructuras craneales.

 

Compartir Significado