¿Qué es acoso escolar?

Compartir Significado

La palabra acoso proviene del latín. Deriva de cursus, cursus cuyo significado es carrera, curso, término que proviene del verbo curro, currere, cucurri, cursum (correr).

El término escolar deriva también del latín. Proviene de scholaris, scholare (relativo a la escuela) que está vinculado con el sustantivo schola, scholae (ocio dedicado al estudio, escuela).

Por tanto se puede decir que el concepto de esta frase es la carrera en el sentido de persecución que se realiza en el ámbito de la escuela.

Clase: frase conformada por un sustantivo, masculino, singular (acoso) y un adjetivo, singular. En cuanto al género, todo adjetivo lo toma del sustantivo que acompaña. Pero en este caso, no toma la desinencia ni del género masculino ni del femenino, sino que permanece invariable, por terminar en -r (escolar).

Definición de acoso escolar

La Real Academia Española da como definición de acoso “acción y efecto de acosar”. Y a éste como “perseguir, sin darle tregua ni reposo, a un animal o a una persona”; “apremiar de forma insistente con molestias o requerimientos”.

En cuanto a escolar, lo define, entre otras acepciones, como “perteneciente o relativo al estudiante o a la escuela”; “alumno que asiste a la escuela para recibir la enseñanza obligatoria”.

Se puede decir, entonces, que es un maltrato psicológico, verbal o físico que se produce entre escolares de forma reiterada a lo largo de un determinado tiempo. Se considera que la violencia que prevalece en este caso es la emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros educativos.

acoso escolar

Para catalogarlo como acoso debe haber intención de hacer daño, reiteración de la conducta durante un largo tiempo y un desequilibrio de fuerzas, o sea una figura fuerte y otra más débil.

En lo personal, el que acosa se ve y siente superior, porque cuenta con el apoyo de otros atacantes o porque el acosado es alguien con muy poca capacidad de responder con agresiones. Sus protagonistas suelen ser en la mayoría de los casos jóvenes entrando a la adolescencia entre 12 y 13 años, de ambos sexos. No obstante hay que tener en cuenta que este tipo de hostigamiento también ocurre entre adolescentes de mayor edad.

Es por tanto una violencia escolar. Una especie de tortura metódica y sistemática, que puede darse a nivel físico como patadas, peleas, zancadillas, tirones de pelo, entre otros. También puede darse a nivel psicológico como insultos, burlas, motes, en lo verbal. Y en lo no verbal, con gestos groseros, desprecio, ignorancia, aislar a la víctima, enviar notas ofensivas, etc.

De esta manera es común que el acosado viva aterrorizado por ir a la escuela y que se muestre nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana.

Sinónimos de acoso escolar

Hostigamiento escolar; matonaje escolar; bullying (su denominación en inglés)

Ejemplos de uso y frases

“Como ya ha habido varios casos de acoso escolar dentro de la institución, los directivos han tomado medidas más profundas entre el alumnado”. Se refiere en este caso a la manera de encontrar una solución al problema.

“Cuando su hijo le comentó lo que le estaba sucediendo en la escuela, tomó conciencia de que estaba recibiendo acoso escolar”. Aquí se aplica como darse cuenta de quien está recibiendo este tipo de maltrato.

“Se han iniciado una serie de encuentros entre los alumnos para que exista más solidaridad y comprensión entre ellos y así evitar el posible acoso escolar”. En este ejemplo se usa con el sentido de medidas conducentes a evitar este problema.

Causas del acoso escolar

Se puede dar en cualquier tipo de escuela, sea pública o privada, pero los expertos consideran que hay más factibilidad de que ocurra en establecimientos de gran tamaño y cantidad de alumnos. Esto hace que en muchos casos, no exista la vigilancia por parte de los directivos, maestros, cuidadores en los pasillos, baños, incluso aulas. Tampoco una coordinación  y colaboración entre los profesores o el no tomar medidas ante conductas agresivas dentro de la escuela.

También puede ocurrir fuera de la escuela a través de la computadora, donde se pueden hacer llegar mensajes intimidatorios en los mails, blogs, Facebook, etc. o dentro y fuera con los teléfonos celulares.

Otra causa de esta violencia puede ocurrir a partir del entorno familiar. Los niños que se han criado en un ambiente familiar con un padre ausente o todo lo contrario, con un padre violento y autoritario, pueden tener comportamientos agresivos. Estos pueden ir en aumento hacia la adolescencia, llevándolos a enfrentarse con sus pares.

Hay que tener en cuenta que cuando un niño y luego un adolescente ha sufrido castigos a través de la violencia o la intimidación en su medio ambiente cotidiano, aprende a resolver los problemas de esa  manera. La violencia para él se ha convertido en un instrumento de intimidación porque él lo vive en sí mismo.

También contribuye a la agresividad una falta de vínculo afectivo en la familia, abandono, permisividad, etc.

De esta manera los agresores tienen un temperamento agresivo y alteraciones emocionales; en tanto las víctimas, una personalidad tímida con baja autoestima.
Como medida de prevención, debe existir una intervención conjunta entre padres, profesores y profesionales psicólogos para abordar el caso y conseguir un resultado óptimo.

Soluciones al acoso escolar

Algunas posibles, dentro de la familia son:

Estar atento, dialogar con el joven para detectar cualquier cambio de actitud, amistades, proyectos, intereses, etc. para saber si el muchacho es víctima o victimario.

Transmitirles valores y poner reglas en cuanto al trato con los otros.

Estar atento si en el adolescente existe nerviosismo, falta de apetito, insomnio, bajo rendimiento escolar, fobia a la escuela, etc.

Si existe en el ámbito familiar alguna pelea, luego de ocurrida y ya con la situación en calma hablar y comunicarle que todo está bien, que no hay nada que temer.

En la escuela fomentar buena conducta, valores y buenos tratos con todos.

Estar vigilante en patios, aulas, baños y pasillos.

Conseguir que el colegio tenga algún tipo de consejero escolar para que los jóvenes puedan hablar con él.

Cualquier agresión que se produzca debe ser sancionada.

También se debe dejar en claro a todos los alumnos que no hay que festejar ni reírse de ninguna agresión.

Brindar ayuda al compañero que es acosado.

Si el agredido no se anima a decirlo al profesor o a las autoridades, fomentar que los otros lo hagan.

 

 

Compartir Significado